BOLETÍN DE CINEMATOGRAFÍA INDEPENDIENTE * EDITOR: JOSÉ ANTONIO BIELSA * COLABORADORES: JAIME AGUIRÁN, ERIC BARCELONA, MARÍA PILAR BIELSA, NURIA CELMA, HÉCTOR CONGET, JORGE VARGAS, COLECTIVO CINEMA89 - BARCELONA / ZARAGOZA


Traductor

4.8.09

"MALPERTUIS", el magisterio de Harry Kümel (Reseña recuperada)


La extraordinaria novela de Jean Ray, Malpertuis, tan rica como sugerente, ofrecía inmensas posibilidades cinematográficas. Y Kümel, cineasta excepcional y dotado de un sentido plástico inusitado, logró hacer de la adaptación cinematográfica de la novela una obra maestra. En verdad minusvalorado, este genial director de cine, a la vez modesto y exhultante, ofrece en esta película una de las más altas cotas de malicia, ya que todo tipo de terror que aflora no encuentra un sentido en sí mismo, luego no es de extrañar que la crítica, tan incompetente, la despachase malamente, cometiendo así una injusticia terrible. Paradoja del mundo en que vivimos, un film anodino como El exorcista era elevado por aquella misma época a la altura del mito, y aquí, la película que nos lleva, en verdad infinitamente superior, pasaba al olvido injusto al que sólo se relegan a los realmente grandes (caso de genios como Vidor, Tourneur, Mackendrick o incluso Fleischer; ¿quién se acuerda de ellos?). Lo mismo le pasa a Kümel, pero el agravante de ser él un director malogrado segada su obra futura tras este gran e inmerecido silencio del grueso de la crítica, y hasta el público. Porque Malpertuis es todo menos arbitrariedad y simplificación. En ella aparecen reunidas en un caserón varias personas en torno al viejo tío Cassave, que morirá en breve. Pero de entre todos los allí reunidos, son sólo dos los elegidos, ya que, de las maneras más extrañas, irán muriendo uno tras otro. Esta premisa, brillante y escalofriante, no es sino el nivel más superficial de lo que muchos consideraron una historia de terror gótico a la europea, algo que, en efecto, lo es. Pero si tras esa simplificación, ligera pero asequible, excavamos más allá, encontraremos algo que pocos filmes ofrecen: las raíces de una película con vida propia, torturada y masoquista hasta lo insoportable, hipnótica y apocalíptica. Un todo de sugerencias a cual más sutil y escalofriante. Pasillos interminables, buardillas por descubrir, puertas falsas, velas que parpadean, un enorme laberinto del que es imposible salir, sumergen al espectador en el más terrible de los sueños: el de la propia película. Convergen así la paranaoia y la fantasía psico-sexual, en un todo que aplasta la lógica y se enraíza en las laderas del subconsciente. Magistral, bellísima e irrepetible, Malpertuis emerge como una de las mejores películas de los años 70 del pasado siglo, y ya iría siendo hora de reivindicarla como se merece.


José Antonio Bielsa Arbiol (15/11/2004)
Texto revisado el 4 de agosto de 2009

7 comentarios:

  1. Es la mejor película jamás filmada! La vimos en Cinemateca uruguaya en 1974 y la adoramos instatáneamente. José Claudio desde Montevideo!

    ResponderEliminar
  2. Es la mejor película jamás filmada! La vimos en Cinemateca uruguaya en 1974 y la adoramos instatáneamente. José Claudio desde Montevideo!

    ResponderEliminar
  3. Es la mejor película que conozco. La vimos en Cinemateca Uruguaya y la adoramos instáneamente. José Claudio desde Montevideo!

    ResponderEliminar
  4. Ya antes de ver la película había leído el libro, el original editado por Marabout cuando salió a la venta. Quedé fascinado, y lo tengo como libro culto. Recomiendo leerlo, porque a esta fabulosa película le falta la introducción por el clero Doucedame narrando el viaje a la isla maldita, donde Cassave recupera los cuerpos agonizantes de los antiguos dioses griegos. Al igual que el magnífico Dracula´s guest, introducción olvidada en todas las películas, quedarán fascinados, con un nudo en la garganta. Buena lectura.

    ResponderEliminar
  5. y qué opinas sobre algunas referencias mitológicas? podrías orientar por ese lado? Había visto esta película, pero no recordaba el nombre y no importaba cuan precisa fuera la descripción en google, nada salía. Nunca pude olvidarla, aún habiéndome dado por vencido en la búsqueda-

    ResponderEliminar